Mario Estrada quiere salir de prisión en EEUU ofreciendo garantía de US$5 millones

0
78

La petición enviada a la corte del distrito sur de Nueva York también ofrece bajo garantía una casa de un amigo de Estrada, ubicada en Rhode Island y valuada en US$500 mil, según cita la agencia de noticias AP.

Mario Estrada.

Mario Estrada fue detenido en abril vinculado con el Cartel de Sinaloa y un supuesto plan para asesinar a sus adversarios políticos.

Estados Unidos detalla ocho reuniones entre cuatro infiltrados de la DEA que se hacían pasar por intermediarios del cartel de Sinaloa con Mario Estrada y Juan Pablo González Mayorga (otro de los detenidos), donde el candidato llegó a pedir hasta US$12 millones para asegurar la victoria presidencial.

Los cuatro infiltrados, denominados CS-1, CS-2, UC-1 y CC-1, grabaron la mayoría de las citas en audio y video, que no son públicos, donde el político guatemalteco pide su apoyo y a cambio ofrece el aparato estatal para que el cartel tenga libre trasiego de drogas.

Los puntos claves de la acusación:

1.Mario Estrada se reunió en ocho ocasiones con cuatro infiltrados de la DEA. Las reuniones se dieron entre el seis de enero y el cinco de marzo de 2019. Dos de las reuniones fueron en Miami, el resto en oficinas y lugares privados en Guatemala.

2. El candidato de la UCN pidió hasta US$12 millones supuestamente al Cartel de Sinaloa para asegurar la victoria presidencial. Dijo que estaba convencido que ganaría la elección pero que necesitaba más recursos. También mencionó que tendría apoyo de un narcotraficante en Guatemala.

3. Estrada habría ofrecido aceptar aviones cargados de droga en los aeropuertos y poner a gente del cartel en cargos gubernamentales clave.

4. Dentro de las negociaciones hablaron de asesinar a rivales políticos que amenazaban con ganar la elección. Al principio mencionó a dos candidatos pero luego el plan se había ampliado a más.

5. Por estos hechos, Mario Estrada y Juan Pablo González, enfrentarán cargos de conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos y conspiración para usar y transportar ametralladoras y dispositivos destructivos. El Departamento de Justicia precisó que la mínima es de 10 años y la máxima puede ser la pena perpetua.