Bukele sostiene que no tiene pacto con los mareros y esto fue lo que dijo

0
98
El periódico digital ‘El Faro’ afirmó días atrás que el gobierno tiene “un año negociando” con la pandilla MS-13 para alcanzar una reducción de homicidios, a cambio de beneficios carcelarios. Bukele se pronunció y esto dijo…
Presidente Nayib Bukele.

En el marco de una gira autorizada por el presidente Nayib Bukele, el director general de Centros Penales, Osiris Luna, anduvo en una gira con un grupo de periodistas para mostrar las “medidas estrictas” de reclusión en la prisión de Quezaltepeque y la cárcel de máxima seguridad de Izalco, las dos repletas de pandilleros.

En el panorama de las dos prisiones se pueden apreciar a los pandilleros del Barrio 18 y de su rival Mara salvatrucha (MS-13) donde ambos están juntos en las celdas, sin camisa, solo portando una calzoneta blanca y con mascarillas en su rostro para prevenir la pandemia del coronavirus.

“Nosotros estamos desesperados, no podemos ver a nuestros familiares desde hace mucho tiempo, no podemos hablar con nadie, tenemos nuestras necesidades y nuestras enfermedades, pero con este encierro todo parece imposible”, dijo a la AFP Denis Flores, uno de los 2 mil 600 pandilleros que se encuentran recluidos en la prisión de Izalco, 66 kilómetros al oeste de San Salvador.

Costa Rica: Fiscalía no confirma retiro de denuncias sexuales contra expresidente Arias

Es de vital importancia destacar que el gobierno salvadoreño mantiene un plan de seguridad que ha podido alcanzar una reducción de los homicidios en ese pequeño país.

El jueves 3 de septiembre, el periódico digital ‘El Faro’ señaló al gobierno de llevar “un año negociando” con la pandilla MS-13 una reducción de homicidios, a cambio de beneficios carcelarios, entre otras cosas. El mandatario calificó la nota de “ridícula” y subrayó que se trata de “información falsa”.

Consultado por la AFP, un pandillero de la MS-13 en Izalco dijo bajo anonimato: “No hemos negociado nada con nadie”.

“Cuál negociación, cuáles beneficios, no tenemos nada”, dijo a la AFP otro pandillero de la MS-13 en la cárcel de Quezaltepeque.

“El presidente ha sido claro, con el Estado nadie va a negociar y se va a hacer cumplir la ley”, señaló el director general de Centros Penales.

“Estamos haciendo cumplir las medidas estrictas, no estamos dando beneficios a nadie”, añadió, afirmando que los reos se mantienen en sus celdas y solo salen para chequeos médicos, como indican las condiciones implementadas hace meses en las cárceles con pandilleros para evitar la comunicación entre ellos.

El Barrio 18 y la MS-13 son las principales pandillas que operan en El Salvador y son señaladas por el gobierno como las mayores que crean violencia en el país.

Centroamérica: Pandemia del COVID-19 afecta envío de remesas a Centroamérica

De acuerdo con las cifras oficiales, Bukele recibió el país en junio de 2019 con una tasa de 52 homicidios por cada 100 mil habitantes, que termina ese mismo año en 36.

Las pandillas cuentan con unos 70 mil miembros en El Salvador (más de 17 mil de ellos se encuentran encarcelados) y se dedican a la extorsión y el narcotráfico, entre otras actividades ilícitas.